mesæstandar

#7 Misterio

Notas sobre el misterio de las irregularidades - Rusu Dumitru

En 1993 el centro de la ciudad de Chisinau1 fue declarado monumento arquitectónico. Al mismo tiempo todos los edificios con alguna importancia histórica fueron incluidos en el registro de monumentos protegidos por el estado. Una agencia especial para la protección del patrimonio arquitectónico fue creada, pero, como podremos concluir, no tiene el poder suficiente para mejorar las cosas. Probablemente el problema surge de la presente situación: en el siglo XXI, con la aprobación tácita de los ciudadanos y la negligencia de algunos funcionarios del ayuntamiento, la degradación de la herencia histórica de Chisinau se perpetúa. Una serie de monumentos han sido demolidos e ilegalmente reconstruidos; la integridad del centro histórico ha sido amenazada.

El análisis de la situación revela que un número significativo de edificios del periodo socialista con cierto valor patrimonial, tales como: viviendas en la Avenida Stefan cel Mare, la Cámara de Registro Estatal (Ministerio de Agricultura entre 1952 y 1953), las viviendas colectivas ‘Romanita’ (inicialmente un preventorio–1986–), Str. Arheolog Ion Casian-Surucenau 29/2, el Estadio Republicano (1952), Str. A. Bernardazzi, el Hotel Nacional (antigua agencia de viajes–1978–), Bd. Stefan cel Mare si Sfânt 4, el Hotel Cosmos(1986), la Plaza Constantin Negruzzi, el Circo Estatal (1981), Bd. Renaşterii Naţionale 33, etcétera; no han sido incluidos en el registro de monumentos ni han sido clasificados por expertos de la conservación. Como consecuencia, los edificios pertenecientes a este periodo no están protegidos por el estado y presentan un deterioro avanzado. Adicionalmente, en la zona del centro se pueden encontrar veintitrés monumentos históricos, pero otros noventa y cuatro no están en el registro y han sido reemplazados con edificios nuevos.

Según una investigación reciente, en la parte antigua de la ciudad se identifican dos comunidades distintas que han jugado un papel importante en la definición de la identidad del desarrollo urbano del centro histórico. En el momento, las autoridades locales no se han interesado en la preservación del núcleo de la ciudad antigua, a pesar de que estas circunstancias tienden a la designación de áreas protegidas en función de las comunidades (armenios, griegos y judíos) que constituyen la ciudad antigua.

El ayuntamiento de Chisinau tiene un buen potencial para tomar acciones en esta dirección, pero en realidad está lejos de cumplir con las exigencias técnicas, económicas, ambientales, estéticas y culturales impuestas debido a las políticas de desarrollo que operaron durante el periodo socialista (URSS 1945–1991).

La pérdida de potencial como consecuencia del retaso en la decisión de modernización no solo tiene efectos negativos inmediatos, sino también que en el mediano y largo plazo induce grandes pérdidas, requiere de cuantiosas inversiones, acentúa la inelasticidad hacia el cambio, lo que hacer resonancia en el sistema económico entero y en las condiciones de vida de la ciudad. Por lo tanto, la insuficiencia del marco legal, tanto el institucional como el del comportamiento, ejerce una influencia negativa en la reactivación de las acciones eficientes en el campo de la conservación.

 


1 Chisinau es la capital y la ciudad más grande de la República de Moldova.