mesæstandar

#4 Reforma

El caso de la Treaty Room : la reforma sin cambio de muros - David Cárdenas, Juanito Jones y Lys Villalba [leon11]

Observemos las formas.

La Treaty Room, originalmente llamada Cabinet Room, es una habitación situada en la segunda planta de la Casa Blanca, la residencia oficial del Presidente de los Estados Unidos. Recibe su nombre por ser el lugar en el que se han firmado múltiples tratados a lo largo de la historia, entre otros, el tratado de paz con España que concluyó la guerra Hispano-Estadounidense en agosto de 1898.

Supongamos lo siguiente: buscamos el término Treaty Room en un buscador hipotético y este nos lanza la pregunta: “¿Quiéres que te mostremos los documentos de arquitectura o las fotografías de la Treaty Room?”

Comenzamos por la primera opción. La planta arquitectónica nos ofrecerá sin duda una idea clara de la orientación de la sala, su relación con el resto de estancias, el tipo de estructura y tecnología utilizada en su construcción. Si las plantas son lo suficientemente detalladas podremos conocer, por ejemplo, el sistema de instalaciones de la Casa Blanca.

Supongamos ahora que recopilamos una sucesión de plantas arquitectónicas de laTreaty Room, actualizadas cada cuatro años. Pensaríamos que ninguna modificación ha tenido lugar en este espacio.

Volvamos de nuevo a la historia del buscador. Escogemos la segunda opción: las fotografías. Descubrimos entonces que la Treaty Room es un espacio en eterna reforma. Y es que desde su reconstrucción, en 1817, han pasado por la Casa Blanca un total de 39 presidentes, y todos ellos han intervenido activamente en este espacio, coincidiendo cada reforma con cada cambio de inquilino.

Afinando la visión, nos damos cuenta de que cada una de las fotografías oficiales de la Treaty Room nos muestra una declaración de intenciones sobre la forma de hacer política del presidente de EEUU, el modo de entender el trabajo o su relación con las tradiciones. Pero aún hay más, una secuencia temporal desde el mismo punto de vista nos ofrece datos sobre los puntos de inflexión de la política del gobierno o sobre la evolución de los protocolos de negociación.

Los documentos de arquitectura nos muestran únicamente las características físicas de la sala, ellos dan prioridad a la estructura; la reforma, por su parte, se lleva a cabo habitualmente en el orden inverso, desde los muebles y las particiones interiores, a las instalaciones, el cerramiento y la estructura. A través de las fotografías percibimos el paso del tiempo, los cambios en las modas, los avances tecnológicos, los diferentes programas específicos que ha recogido la habitación –dormitorio, oficina, sala del gabinete, sala de estar y biblioteca–.

Estos dos grupos de documentos (planos de arquitectura e imágenes cronológicas) hacen visible la distancia entre dos modos de observar la realidad. Volviendo al buscador, frente al ordenador, nos imaginamos cómo sería una tercera opción: documentos que representan las múltiples reformas de la Treaty Room combinando la información precisa del plano de arquitectura y el valor fenomenológico de las fotografías.